Más propiedades del pomelo/toronja


 

Un informe científico de la Universidad Hebrea de Jerusalem y el Hospital General de Massachusetts, explica que un antioxidante relacionado con el sabor amargo del pomelo consigue aumentar la sensibilidad a la insulina.

La sustancia denominada naringenina y también presente en otros cítricos, es capaz de activar una serie de proteínas que ayudan al hígado a descomponer los ácidos grasos mejorando la situación de los pacientes con diabetes, según el trabajo publicado en la revista científica ‘PLoS ONE’.

Según el Prof. Yaakov Nahmias, autor del estudio realizado, con la presencia de la naringenina en el organismo, el hígado se comporta de modo similar a cuando se ayuna, acabando con los ácidos grasos en lugar de con los carbohidratos, sin producirse “apenas efectos secundarios”.

Según un ensayo clínico, tomar un vaso al día de zumo de pomelo (237 mililitros) permite a los pacientes reducir la dosis de rapamicina (un medicamento inmunosupresor usado para evitar el rechazo de órganos trasplantados), utilizada también en los receptores de trasplantes, y obtener los mismos beneficios.

Esta combinación podría ayudar a los enfermos a evitar los efectos secundarios asociados con las altas dosis de esta droga, según esta investigación publicada en la revista "Clinical Cancer Research."

Los expertos coinciden en que las virtudes nutritivas y para la salud del pomelo están comprobadas, no obstante, cuando se toman medicamentos y se consume este cítrico con frecuencia y en abundancia, hay que ponerlo en conocimiento del médico para evitar posibles interacciones.

 

Fuente: Revista Mujeres