Visita del Dr. Ami Citri a México


Busca especialista romper el hábito del consumo de drogas

Por Arturo Moreno Rábago

El mecanismo que emplea el cerebro para crear hábitos resulta generalmente positivo y al activarse en automático nos ayudan a sobrevivir, pero el abuso de drogas también genera este mecanismo.

Es así que el doctor Ami Citri, de la Universidad Hebrea de Jerusalem, estudia el mecanismo básico de las adicciones y cómo la experiencia del abuso de drogas es capaz de modificar de esta forma el cerebro en ratones.

Las drogas “utilizan estos mecanismo de hábito que van a hacer que se dispare muchas veces en automático cuando hay un abuso y una adicción a las drogas”, señaló a Notimex.

Por lo que el estudio de los mecanismos que definen la organización de los circuitos neuronales en la adicción dará paso a una visión única de cómo el cerebro codifica la experiencia, lo que se podrá utilizar para la prevención y tratamiento del problema.

Abundó que ya se tiene identificada un área en el cerebro de dichos animales, denominada Claustrum, que “cuando inhiben la activada de esta zona, la rata ya no recuerda que la experiencia fue positiva cuando toma la cocaína”.

Es así como el investigador del Instituto Alexander Silberman de Ciencias de la Vida ha trabajado con los efectos de la cocaína en los ratones durante cinco años y desde hace un año también inició el estudio de los efectos del azúcar.


Dr. Ami Citri con el Presidente de los Amigos Mexicanos de la UHJ, Dr. Jaime Zablodovsky y Amigos de la UHJ en MéxicoMencionó que es por esto que resulta tan difícil “vencer la adicción a las drogas, porque estás creando un nuevo hábito; el mecanismo es que se vuelve un hábito y entender así las adicciones tendrá implicaciones en su tratamiento”.

De esta manera hasta el momento se manifiesta como la forma más prometedora de atender este problema mediante el empleo combinado de algunas drogas junto con la aplicación de terapia conductual.

Finalmente, agregó que si bien las implicaciones de este estudio tiene amplias perspectivas, aún falta dar “un gran paso” para llegar a la aplicación y comprensión en seres humanos.

 

 

Fuente de la nota: Notimex

Fotos: Enlace Judío