Estudiante de Betzalel usa impresiones 3D para diseñar encajes sintéticos



Según Goldstein, ella ha creado un algoritmo basado en ecuaciones matemáticas compuestas por gráficas que, cuando se multiplican crean diseños para encajes en tres dimensiones

Este proyecto es producto de la creación de Ganit Goldstein, una estudiante de joyas y moda en la Academia de Arte y Diseño de Betzalel en Jerusalem. Como parte de su proyecto de segundo año, Goldstein tuvo que recrear un traje histórico y luego proveer su propia interpretación contemporánea.

“Yo quería que mi diseño contemporáneo fuera un contrario temático del vestido histórico” dice Goldstein. “Decidí reemplazar el encaje manual con tecnología de impresión 3D”.

Mientras Goldstein proporcionaba los diseños y las ideas, el proceso de producción de encaje sintético fue realizado con la ayuda del laboratorio del Profesor Shlomo Magdassi en el Instituto Casali para Química Aplicada de la Universidad Hebrea y el Centro de Impresión Funcional 3D en el Nano-centro de la Universidad Hebrea.

Según Goldstein, ella ha creado un algoritmo basado en ecuaciones de compuestos matemáticos para gráficos que cuando se multiplican, crean diseños de tres dimensiones para encajes.

Luego, con la ayuda del Dr. Michael Layani y el doctorante Ido Cooperstein, fueron creados los materiales sintéticos adecuados que luego serían impresos.

“Dicho de manera simple, somos los hombres químicos” explicó el Dr. Layani. “Nuestro equipo de investigación y de laboratorio es responsable de crear y desarrollar materiales y sustancias que no ocurren naturalmente. Luego observamos y evaluamos dónde podemos aplicar esas sustancias en el mundo real a través de la impresión 3D”.

Según el Dr. Layani, el 3D Functional and Printing Center (Centro de impresión funcional 3D) sirve a industrias cosméticas, farmacéuticas y de moda y también está disponible para aquellos que están fuera de la Universidad Hebrea.

“Ganit vino a nosotros con su algoritmo, y luego juntos desciframos qué tipo de material era el más adecuado para sus necesidades y las aplicaciones reales en el mundo”

Luego generamos un soporte para este proceso. De esta manera, ayudamos a la creación de las nanopartículas utilizadas para el material de la etapa final de la impresión del objeto completo” explicó el Dr. Layani.

El resultado final fue un encaje sintético pero práctico, con estampados que cambian de acuerdo a cambios numéricos en el algoritmo.

El resultado final es flexible y resistente a altas temperaturas e implica un promedio de 30 minutos de tiempo de producción, sin ninguna interferencia humana.

El encaje fue creado usando el Software SolidWorks y una impresora MakerBot 3D.

La velocidad y eficiencia que acompañaron la producción de una material sintético personalizado genera un contraste con el encaje que se elabora de manera artesanal, y podrá crear algo pensado desde lo tradicional, como exótico y más disponible al público general en un futuro cercano.

“Este proyecto ilustra la tensión entre la artesanía tradicional y la tecnología contemporánea” dice Goldstein.

“Dentro de algunos años, será más barato imprimir ropa y artículos de joyería; cuando eso suceda, la pregunta es si las artesanías desaparecerán o seguirán existiendo”.