Innovación en células madres y medicina regenerativa


El Dr. Yosef Buganim, un científico investigador en la Universidad Hebrea de Jerusalem, ha sido premiado por la Asociación Americana para el Desarrollo de la Ciencia (AAAS), los prestigiosos diarios Science and Science Transnacional Medicine, y el consorcio de investigación Boyalife, por su trabajo en células madres y medicina regenerativa.

El Dr. Buganim es un joven investigador que se unió recientemente al Departamento de Biología Molecular e Investigación de Cáncer en el Instituto Médico de Investigación Israel-Canadá (IMRIC,http://imric.org). Como parte de la Facultad de Medicina de la Universidad Hebrea, IMRIC es una de las organizaciones más innovadoras y multidisciplinarias sobre investigación biomédica en el mundo.

Entregado por primera vez este año, el premio Boyalife de Ciencia y Medicina científica transnacional en células madre y medicina regenerativa reconoce a investigadores por sus destacadas contribuciones en investigación sobre células madres y medicina regenerativa alrededor del mundo. AAAS, Ciencia y Medicina Científica Transnacional unieron esfuerzos con Boyalife, un consorcio de investigación industrial formado en Wuxi, China en 2009, para patrocinar el premio. Compuesto por prominentes investigadores, el panel del jurado fue co- dirigido por un editor de Ciencia y Medicina Científica Transnacional.

En su laboratorio de la Universidad Hebrea, Buganim usa modelos de conversión celular somática para identificar e investigar los elementos que facilitan la reprogramación nuclear segura y completa. Como socio post doctoral en el Instituto Whitehead para Investigación Biomédica en MIT, él utilizó tecnologías de células singulares y enfoques bio informáticos para demostrar los mecanismos que se encuentran detrás de la reprogramación de células somáticas a iPSCs.

La medicina regenerativa es un área en desarrollo que se enfoca en regenerar, reemplazar o diseñar células humanas, tejidos o órganos, para establecer o restaurar las funciones normales. Embriones de células madres tienen un enorme potencial en esta área porque pueden diferenciarse en todos los tipos celulares en el cuerpo humano. Sin embargo, dos obstáculos significativos previenen su uso inmediato en la medicina: asuntos éticos relacionados con eliminar embriones humanos, y rechazo de células extrañas por el sistema inmune de un paciente.

En el 2006, investigadores japoneses descubrieron que es posible reprogramar células adultas y retornarlas a sus etapas embrionarias, creando imitaciones de células madres embrionarias. Estas células son conocidas como células madres pluripotentes inducidas (iPSCs), y constituyen una solución a estos dos obstáculos. Adicionalmente, estás células proporcionan una buena base para ejemplificar enfermedades y encontrar soluciones médicas, porque pueden ser reproducidas desde diferentes pacientes y enfermedades diferentes.

A pesar del enorme potencial de estas células, su calidad no es todavía suficiente para ser usada en las prácticas clínicas, y hay una necesidad de encontrar el mejor protocolo que permita la producción de iPSCs de alta calidad que no pongan en peligro a los pacientes.

El laboratorio del Dr. Buganim ha hecho dos mayores descubrimientos en esta área, representando un paso adelante en el campo de la medicina regenerativa y el trasplante.

Proyecto A: Para mejorar la calidad de los embriones de las células madres, el Dr. Buganim y sus colegas condujeron análisis bioinformáticos que apuntaron a cuatros nuevos genes claves capaces de crear iPSCs de células de la piel, de calidad superior a las células madre en su uso corriente. Estas células producidas en su laboratorio (en este caso células de ratones) son capaces de clonar un ratón en un alto porcentaje (80%) que lo que son otros iPSCs (30%). Este análisis es el más importante para determinar la calidad de las células.

Proyecto B: Muchas mujeres sufren abortos recurrentes y desarrollos anormales de la placenta, lo cual causa restricción del crecimiento fetal y en algunos casos produce niños con retardo mental. El laboratorio del Dr. Buganim encontró los genes claves de las células madre de la placenta y expresándolo en excedente en las células de la piel, creó iPSCs de placenta. Estas células se veían y se comportaban como naturales células madres de la placenta. Varios análisis mostraron que estas células han creado la capacidad de generar células en un plato Petri y dentro de la placenta luego de un trasplante. Estas células tienen el potencial para uso en medicina regenerativa en casos de funcionamiento problemático de la placenta. El éxito de este proyecto puede permitir a las mujeres con problemas de placenta dar a luz a niños sanos y salvar embarazos en riesgo de placenta disfuncional.

Además de crear tipos específicos de células (neuronas en pacientes con Parkinson, ALS y Alzheimer) desde las células de la piel de los pacientes, un uso potencial de iPSCs es la creación de órganos (como corazón, hígado o riñón) en un modelo animal usando células provenientes del paciente.

El Grupo Boyalife, conocido previamente como el Consorcio Internacional de Investigación de Células madre (INCOSC), fue fundado en Julio de 2009 en Wuxi, China. En Julio de 2015, Boyalife se convirtió en el primer Banco mundial de células madre acreditado por el estándar AABB de células somáticas. A través de subsidios, la compañía está también comprometida en medicina regenerativa, genómica, clonación animal, descubrimientos de drogas innovadoras y ejemplificación de enfermedades.